Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Relato’ Category

Adentrándose

Roger hace tiempo que no viene a verme, tiene asuntos pendientes por resolver con su familia de origen.

Ayer pensé que volvería con sus pantalones roídos y llenos de mugre a encandilarme con bellas palabras.

No fue así.

Pam estaba segura de que un día la dejaría embarazada y se la llevaría de aquel lugar. Pobre ignorante, nunca supo que las noches las pasaba en mi alcoba, bajo mis sabanas y entre mis piernas. Pensaba que venía a calmar un dolor que me acusaba en la noche y que a gritos y jadeo me llevaba. Dijo que el mal se fue gracias a él. No sabría como decirle que era el causante de tal situación.

Recuerdo una noche en la que fueron tan apasionados nuestros deseos ardientes que la caravana cedió su punto de apoyo.

Fue divertido.

Desde entonces nadie me había tomado de esa manera hasta hoy.

Eran las cinco de la tarde y hacía un calor insoportable. La chapa de la caravana ardía y decidí salir por un bidón de agua.

En la fuente principal, tras rellenar el bidón me moje el cabello y el agua caía por toda mi espalda, mis hombros y mis pechos. Estaba tan absorta en refrescarme que no me percaté de su presencia. Seguí mi camino hasta la caravana y allí carraspeó tras de mí.

Me sobresalté y el cogió el bidón que se caía de mis manos.

Se disculpó y me dijo si lo  metía dentro. Yo asentí sin pensar nada más hasta que una vez dentro vi como sus ojos se clavaban en mis peones marcados por el agua a través de la camiseta.

Le invité a salir y se sentó sobre el sofá agarrando una cerveza abierta que había sobre la mesa. Me dijo: “se amable,  no muerdo”

Me sentía más  nerviosa y no sabía cómo actuar en ese momento así que trate de calmar mi mente pensando que todo iba bien.

Me acerque y le dije que me sentiría más cómoda si hablábamos fuera. Se levantó encontrándose a un palmo de mí.

El espacio entre ambos era muy reducido y podía sentir su aliento en mi cara.

Me agarro de la cintura para pasar hacía la puerta y me rozó con todo su cuerpo.

Pude notar su miembro erecto al rozarme y mi respiración se aceleró al instante mezcla de miedo y deseo.

En ese momento de confusión aprovechó para atraerme hacia él mientras mordía mi cuello.

Mi cuerpo se ruborizó y se tensó, para luego entregarse por completo a esa sensación de placer que recorría cada poro de mi piel…

Anuncios

Read Full Post »

Tal vez así es lo correcto

En el cajón del cuarto ya no hay ropa almacenada, ya no hay esos objetos que se pierden en las esquinas bajo el calcetín que nunca nos ponemos, hoy el cajón está vacío y limpio. Miro el cuadro torcido y no tengo ganas de colocarlo recto, que no derecho, porque nadie dictamina la posición correcta del mismo, tal vez el tornillo ha querido darle una nueva perspectiva al mismo y darle así un nuevo sentido.

Entre las hojas de los apuntes tachones y garabatos que se han ido escribiendo, como una comparsa o un tierno acompañante que decía mucho más que las anotaciones roídas e igualitarias a los compañeros de mesa.

El café estaba frío, no porque no ardiera al finalizar de hacerse, sino porque lo dejé ahí acompañándome y luego ya no me apetecía sorberlo, no por estar frío sino porque me di el tiempo necesario para valorar si su compañía debía estar dentro o fuera mío; así que por fin encontré su lugar, su sitio. Porque no hay nada más hermoso que esas tacitas de café con su platito a juego y la cucharita pequeña que le acompaña, además de dejarse hipnotizar por el humo y el aroma cálido del mismo. Es eso lo que quiero de él, no su sabor o textura, no su cafeína ni su estimulación digestiva, te quiero como compañero entre mis cuadernos, hablándome sin decir nada.

La toalla estaba dura al salir de la ducha. Mi testarudez en no usar suavizante y el sol han hecho el resto, sin embargo, es la mejor forma de sentir que hace su efecto, pues en cuento me seca adquiere una compostura diferente, generosa al cambio, flexible y es ahí donde ambos nos sentimos agradecidos porque hemos adquirido el potencial del otro, dándonos ese permiso.

Las manos y los pies juguetean al viento queriendo acariciar los espacios invisibles que dejan, como si las motas de polvo imperceptibles fueran quantum de energía con las que descubrir los misterios oculto de una estancia llena de magia y secreto.

Hoy estas conmigo y yo con el Universo, porque al fin me siento viva en este cuerpo…

 

Read Full Post »

Aterrizaje

Hola!

Qué tal tu día?

Mejor ni te cuento con las locuras del viento que se pasean con gritos de monedas que vuelan y no caen, salvo si es menester. ..diga que desea?

Mañana o mejor hoy “cuidar mi cuerpo ” Tal vez sea atenderle como es debido con dos pinzas en los hombros y bocabajo los pantalones.

Calcetines de colores verde menta, sabor colorido donde los haya o halla si los va buscando.

Aunque duele pasar que no lo encuentras salvo que lo busques, de rosas a ser posibles o margaritas de sí o no…

Es que sí aunque sea sólo por hoy y como ya se acaba.

Buenas noches buena moza

Buenas noches bella dama

Read Full Post »

Letargo

Rumores vienen y van forcejeando con las corrientes impertinentes de osadas melodías que no llegan ni se van, y entre mis manos sólo tengo mis palabras, estas que se escapan para devolverme un poco de cordura en la mañana, porque la noche ya quedo abandonada al recuerdo al deseo de un pronunciamiento de tu parte, donde los destellos de la luz y la esperanza vuelvan a batir sus alas y e llene de un desasosiego gustoso que enrojece mi rostro y desvela mi cuerpo vivo de pasión y desenfreno.

Quizás ha sido otra quimera, otro lugar donde perderme por unos instantes de mí misma, o tal vez es la exaltación de los deseos más profundos, de las pasiones que regurgitan escándalos.

Dame tu palabra para que me desvista con ella, dame el aliento de los sonidos que no se oyen sino que se leen, déjame soñar un instante más las pasiones imaginadas  que jamás se perpetúan en el espacio-tiempo en el que vivimos…

A veces pienso si en otra vida fuimos amantes desenfrenados, o si tuvimos una imposibilidad de unir nuestros fuegos por el sistema en el que vivíamos, o simplemente que es un aprendizaje del karma que no nos terminamos de creer para seguir ensoñando con las caricias que nunca llegarán.

Ya no podemos perder, aunque los días pasen, las hojas caen y mi corazón se halle junto a otro ser, siempre puede ser, siempre estarán las bambalinas de musas que desatan mi boca y me dejan decir lo que alguna vez acallé.

El pudor me remite al silencio, me pide discreción y respeto. Para mí o para el que lo lee que cree en mis palabras poner sus historias no resueltas y condenadas a ser olvidadas al amanecer.

Read Full Post »

Claro

Busqué entre los números de teléfono para poder llamar a Clara para asistir al festejo del pueblo. Por más que le di vueltas al listín telefónico no lo encontraba, la verdad es que al poco desistí de encontrarlo.

Cogí el vestido rojo que me había regalado Manuel hace dos años y salí a la calle con las expectativas de pasar un día agradable de fiesta en el pueblo.

La parranda de siempre bañaba las calles de unas canciones repetitivas y alegres, los chiquillos se tiraban globos de agua para estar fresquitos y divertirse mientras los mayores se reunían en círculos hablando de cosas superfluas.

Llegué hasta la plaza casi sin ser parada por nadie, cosa increíble en un pueblo que no llega a los 300 habitantes y donde todos hacen vida social en la calle.

De pronto siento una mano que rodea mi cintura y me atrapa. ¡Es Clara! ¡Qué sorpresa verla por ahí!

Me envuelve entre sus brazos y siento los latidos de su corazón en mi pecho, y mi ritmo se acelera. Con su bella sonrisa, sin palabras, nos vamos a tomar algo a un bar de la plaza, por momentos la gente que nos rodea se desvanece y solo estamos ella y yo.

Un poco de agüita fresca y unos tomates en rodajas con un poco de sal gruesa serán nuestros aperitivos, antes de volver a mi casa para perdernos entre las sábanas de mi alcoba….

 

 

 

 

Read Full Post »

Aidran

Con la esperanza de la intuición

escribo estas letras

llenas de complicidad

y de un ingenio que a veces escasea

en pro a la estructura

o a la diversidad de ellas.

Con tanto contratiempo se pierde la tolerancia

a escribir palabras de corazón

para redactar acuerdos de letras

que sufren desvíos de alteración.

Quisiera escribir , mas no puedo

sobre un sentimiento aletargado

que rio y lloro mas no quiero

confundirme entre los halagos

Por eso, vanidad inconcluso

de amenazas venideras

de sórdidos principios

que atrás hubiera

donde dejar las corazonadas

y abrir mis venas

a mostrar confianza

por la vida entera;

para reir desde el vientre y soñar con las estrellas

a perdonar mi pasado

y alcanzar la meta más serena

logrando al fin

dejar de hablar

y apostillar mis letras

permitiéndome ser y estar

sin miradas ni escopetas

logrando por fin vibrar

con cada una de ellas

y así explorar,

lo que la verdad de la vida encierra

Read Full Post »

Seguir

Tocó la puerta como cada día, esperando que la abriera para contarme más mentiras de cómo había logrado llegar a esa situación. No conseguiría más que confirmar mi integridad, mi dignidad como persona que ya no se volvería a doblegar con sus dobles encantamientos.

De nuevo era la hora de salir adelante, conseguir el cierre de los momentos pasados, mis pensamientos, mis sentimientos, que por bellos que me pudieran parecer eran sólo vaho, ilusiones pasajeras de hechos inciertos.

Debía tener apertura para con cada día, pues seguro que hallaría algo más bello allá donde fuera a partir de ahora, pisando fuerte con seguridad de no ser la mojigata que se creyó todas sus farsas, tal vez por ingenua, o por confiada.

No iba a dejar de ser abierta con la vida, dolía mucho cerrarse a sí misma sólo por el gusto de alguien que quiso herirme. Tomé las llaves, salí a la calle con la cabeza bien alta para no perder detalle y el corazón abierto de par en par, dispuesto a amar.

Read Full Post »

Older Posts »